Kayashima: La estación de trenes construida alrededor de un árbol de 700 años de edad.

En los suburbios de Osaka, Japón, resalta una curiosa estación de trenes muy diferente a cualquier otra. La Estación de Kayashima tiene un enorme agujero rectangular cortado en el techo de la elevada plataforma y, desde adentro, un gigantesco árbol asoma su cabeza como un racimo de brócoli. Casi como Laputa, la isla flotante descrita en Los Viajes de Gulliver.

La edad de este gran alcanfor está calculada en 700 años.

La estación de Kayashima abrió por primera vez en 1910, en ese entonces el árbol quedaba a un costado de la estación y por 60 años no sufrió cambio alguno. Fueron el incremento de la población y la saturación del servicio de trenes, los que obligaron a aprobar una expansión en 1972 en la cual se planeaba cortar este viejo gigante.

La Estación de Kayashima en 1968

La respuesta de la gente ante la noticia fue tal, que las autoridades se vieron obligadas a modificar sus planes de derribar el árbol y lo incluyeron en el nuevo diseño, comenzando la construcción de la plataforma elevada en 1973. Fue en 1980 que comenzó operaciones la renovada estación, y a la fecha el gran alcanfor de 700 años sigue de pie gracias a la fuerza colectiva de la comunidad.

Las 10 bibliotecas que todo amante de los libros debe visitar

Si amas los libros, las bibliotecas son lugares muy especiales. Con eso en mente te dejamos las 10 bibliotecas que, creemos, todos los amantes de los libros deben visitar alguna vez en su vida.

Biblioteca Strahav en Praga, República Checa.

Conocida como la biblioteca más hermosa del mundo. Cuenta con dos pasillos, el pasillo teológico y el pasillo filosófico, ambos construidos a inicio del siglo XVIII e increíblemente hermosos.

Biblioteca George Peabody en Baltimore, Maryland, EEUU.

Esta brillante biblioteca fue fundada por el filántropo George Peabody, quien la construyó como un regalo para los ciudadanos de Baltimore por su hospitalidad y gentileza.

Biblioteca Pública de Nueva York en Nueva York, Nueva York, EEUU.

Con 53 millones de artículos, es considerada la tercera biblioteca más grande del mundo.

Biblioteca de la ciudad de Stuttgart en Stuttgart, Alemania.

Este cubo de nueve niveles fue inspirado en el panteón de la antigua Roma. La idea es que dentro hubiera continuidad, así que es completamente blanca y el único color es el de los libros.

Biblioteca José Vasconcelos en Ciudad de México, México.

Diseñada por el arquitecto Alberto Kalach, la biblioteca es una estructura de concreto y vidrio, con la ilusión de que los libros flotan en medio del aire.

Centro Cultural y Biblioteca Vennesla en Vennesla, Noruega.

Esta biblioteca está inspirada en las costillas de un esqueleto de ballena, una serie de arcos que detienen el techo, elementos que le da un toque moderno y futurista.

La Biblioteca Británica en Londres, Reino Unido.

La biblioteca más grande del mundo, con una modesta fachada, nadie imaginaría que es el hogar de más de 170 millones de artículos y recibe copias de todos los libros publicados en el Reino Unido e Irlanda.

Biblioteca del Congreso en Washington, D.C., USA.

Este edificio de estilo clásico del renacimiento italiano. Comenzó como un regalo de Thomas Jefferson con su colección privada de libros. Actualmente es la segunda más grande del mundo con millones de libros, mapas, grabaciones, fotografías, y otros artículos.

Biblioteca Admont en Admont, Austria.

Localizada al pie de los Alpes, esta hermosa biblioteca cuenta con más de 200,000 volúmenes. Los techos fueron pintados por Bartolomeo Altomonte y muestran las etapas del conocimiento humano hasta llegar al punto más alto de la revelación divina.

Biblioteca Sainte-Geneviève en París, Francia.

Construida a mitad del siglo XIX por el famoso arquitecto Henri Labrouste, es el principal centro de estudio e investigación de los estudiantes de la Universidad de París.

Si tienes una biblioteca favorita que quisieras conocer y no está en esta lista, dinos cuál es, para poder conocerla y probablemente obsesionarnos con ella. Escríbenos a Revista@DeCierto.com

Si tienen oportunidad de entrar a uno de estos hermosos lugares, háganlo y cuéntenos su experiencia.