Culpos Gustosos: Sharknado

Culpos Gustosos: Esos gustitos lúdicos por los que sientes un placer culposo que te cuesta mucho confesar.

sharknado-5.gif

¿Qué pasa cuando mezclas dinosaurios, nazis, caballeros medievales y el arca de Noé?

Si tu respuesta fue Sharknado 6, temo decirte que tienes serios problemas.

¿Qué demonios es Sharknado?

Si no lo sabes, estoy orgulloso de tí. Sharknado es una broma cinematográfica que sencillamente se salió de control. A alguien le pareció buena idea sugerir en una mesa de producción que deberían hacer una película en la que se combinen Tiburón y Tornado. Alguien más replicó, “no es tan mala idea”, y aquí estamos 5 años después y a punto de estrenarse la sexta entrega de esta desquiciada franquicia.

Corría el 2013, año en el que:

-Murieron Hugo Chávez, Margaret Thatcher, Nelson Mandela y Paul Walker. (No, no iban los cuatro en el mismo Porsche).

-Eligen al Papa Francisco, el Bergoglio argentino.

-2 Bombas explotan cerca de la línea de meta en el Maratón de Boston y no provenían de Mérida.

-Arrestan a Elba Esther Gordillo por corruptilla.

-Se estrenó El Hobbit, Iron Man 3, Thor 2, Frozen y Gravity de Alfonso Cuarón… ah, y Sharknado.

Sharknado se estrenó en julio, y la vi tan pronto como Netflix la puso disponible. Ya había leído mucho al respecto, tenía que verla. No me decepcionó, al contrario, con las bajas expectativas con que la vi, me divertí bastante. Es tan, pero tan mala, que raya en la perfección. Trama completamente sin sentido, diálogos más huecos que actriz de Televisa y efectos especiales chafas. Pero no me quejo, es ahí donde radica su encanto.

Cito a mi mejor amiga cuando dice “Es tan básica, y lo porta con orgullo, por eso me cae bien.” No habla de la película, pero definitivamente aplica. Es perfectamente terrible. Justo como inicié esta edición de Culpos Gustosos, no se conformaron con la primera, hay 4 secuelas más y viene la sexta película. Todas con subtítulos cada vez más estúpidos.

Sharknado, El título lo dice todo.

Sharknado Poster

Sharknado 2, La segunda, los tiburones ocurren.

Sharknado 2: El segundo (El regreso) Poster

Sharknado 3, ¡Oh, demonios no!

Sharknado 3 Poster

Sharknado 4, El despertar de la cuarta.

Sharknado: Que la 4ª te acompañe Poster

Sharknado 5, Aletamiento Global.

Sharknado 5: Aletamiento global Poster

Sharknado 6, ¿¿¿???

No puedo esperar a ver el subtítulo de esta última entrega de la franquicia, en la cual viajarán en el tiempo para detener este apocalipsis sin sentido. Es en esta trama en la que entran los nazis, los dinosaurios, los caballeros medievales y Noé con su arca. ¿No les genera la más mínima curiosidad? ¡A mí, sí! No me molesta este Culpo Gustoso que les confieso.

A sólo unos meses de estrenarse, el 15 de diciembre del 2013 vi la primera. Dos años después, el 28 de diciembre del 2015, me chuté la segunda, y el 27 de septiembre del 2016 la tercera. Hasta ahí voy. Me dio por escribir esto ya que apenas el 29 de marzo se anunció la 6 y el final de la saga, por lo que revivió mi Culpo Gustoso y veré las dos que me faltan para estar listo para la la última. Todos los enlaces te llevan directamente a Netflix para que puedas ver la película correspondiente, sólo da clic al título o a la imagen. ¡De nada!

Baja tus estándares de “intento de experto crítico de cine” y empieza con la primera, de ahí te sigues con las demás. Estarás listo para el estreno de la nueva para el último trimestre de este 2018. Si las ves, aunque sea la primera, escríbeme con tus comentarios a Revista@DeCierto.com o en cualquiera de nuestras redes sociales.

Ya para despedirme, no olvides visitar los anteriores Culpos Gustosos aquí.

Oyalep Santos

 

2 comentarios en “Culpos Gustosos: Sharknado

  1. Pingback: Culpos Gustosos: Culture Club

  2. Pingback: Resumen de trailers y noticias para estar al día del 08 al 14 abril

Los comentarios están cerrados.