¿Libros u obras de arte?

¿Con ganas de leer un buen libro?

La artista Alexis Arnold congela viejas copias de revistas, biblias, guías telefónicas usadas y cualquier libro de portada dura que pueda conseguir y las transforma en esculturas cristalizadas.

La idea detrás de esto es la intención de despojar al libro de su contenido y objetivo para concentrarnos solamente en su propósito estético. La artista siempre ha estado fascinada por la “exposición visual del tiempo” y para esta exposición se inspiró en los cambios constantes que experimentamos en la lectura, con la popularidad de los libros electrónicos y la lenta muerte de las librerías.

Aquí algunas imágenes de su trabajo, díganos si se identifican con su mensaje, ¿les parece una idea interesante?

Puedes encontrar más información sobre la artista y su particular trabajo en Alexis Arnold

Anuncios