5 vinos rosados mexicanos que debes probar

Parece que el vino está de moda un poco más cada día, lo que quiere decir que cada vez se bebe más vino y esto se ve reflejado en la venta del vino mexicano. Tan sólo el año pasado el consumo de vino en México aumentó entre un 8% y 10% lo que ha puesto al vino nacional por encima del de otras regiones y nacionalidades.

El vino es perfecto para cualquier ocasión, para todo tipo de comida y hay mucho de donde elegir. Así que si quieres estar al corriente de la bebida de moda, tienes ganas de probar algo distinto a lo que normalmente bebes, o simplemente quieres descubrir si el vino es algo que te gusta y estás por incorporarlo a tu lista del súper, aquí te dejamos los 5 vinos rosados mexicanos que deberías de probar lo antes posible:

1. Rosado. Casa Madero
Originario de Parras, Coahuila, es un vino de color rosa pálido, ligeramente dulce. Posee aromas delicados de naranja confitada, frutos rojos frescos y chabacanos. Excelente para maridar con unos tacos al pastor, tinga de pollo o una ensalada de cangrejo.

2. Ru Rosa de Uva. Bodegas del Viento
Se cultiva en la Sierra de Arteaga, Coahuila. De tonalidad frambuesa, cuenta con una acidez marcada. Presenta notas de melón, durazno, pera y cáscara de naranja. Se puede acompañar con un atún sellado a la parrilla, pizza margarita o camarones al coco.

3. Calixa Rosado. Monte Xanic
Limpio y cristalino con tonalidad rojo coral, originario del Valle de Guadalupe, Baja California. Es un vino seco con una acidez refrescante. Contiene fruta fresca muy marcada dentro de las que destacan las fresas, frambuesas, cerezas rojas, grosella, granada y mandarina. También posee una gama floral donde se denotan las violetas, lilas, rosas e híbiscos, excelente para acompañar en el postre con una tarta de frutos rojos o una paella.

4. Acrata Tacha. Aborigen
Hecho por una de las bodegas más expresivas del Valle de Guadalupe, Baja California. Posee un color piel de cebolla, es un rosado cuya consistencia es parecida al de un tinto con una acidez bien marcada. Posee notas de toronja, miel y fresas silvestres. Se puede degustar con carnes blancas y ensaladas, las cuales contrastarán muy bien con este vino.

5. Convertible Rosa. Vinos Pijoan
Vino rosado seco, de acidez vibrante, excepcional como aperitivo. De color rosa carmesí, cuenta con notas florales y frutales a fresas, frambuesas y jamaica. Este vino originario del Valle de Guadalupe, Baja California, se puede degustar con unos ostiones en su concha, ceviches y pescados en salsas ligeras.

Anuncios